Radiografía de una Estafa Piramidal o Ponzi

estafa multinivelA continuación voy a publicar un post escrito por un psicólogo en una de las publicaciones del Blog, específicamente en la publicación sobre FAP (Fort Ad Pays), pero aplica para cualquier oportunidad de negocio piramidal o ponzi. El análisis que realiza es muy detallado e interesante; y muestra por completo cómo se teje una estafa piramidal.

La publicación es extensa pero vale la pena leerlo completo, porque explica claramente quiénes ganan y quiénes pierden en las estafas piramidales.

El autor no publicó su nombre, en lugar de ello escribió el siguiente título:

 

¿Dinero Sin Esfuerzo? Quítense la Venda


He leído varios comentarios del foro y no sé si lo que voy a escribir ya se ha dicho. Como mi campo no es la economía sino la psicología quería exponer ciertos factores que contribuyen a la construcción de estas pirámides, estafas ponzi, trapecios, icosaedros… que suponen pérdidas económicas para miles de personas.

Hace poco un conocido ha ingresado en FAP y la verdad es que me ha dado mucha pena. Escribo este post para que lo tenga en cuenta quien quiera escuchar. Advierto que si queréis saber porcentajes, cantidades reales… en este post no las vais a encontrar. Sólo una pincelada de las consecuencias psicológicas que tiene la implementación de estos sistemas de negocio.

ESTRATEGIA: en toda pirámide hay una cúpula, en un esquema ponzi siempre hay un círculo concéntrico mínimo, con esto me refiero a que hay un grupo minoritario (no suele superar los 20 miembros) y homogéneo (se parecen entre sí) de personas que son los que realmente están ganando dinero (decenas de miles de dolares mensuales). Cada individuo del grupo conoce al resto (o al menos a la gran parte) y están organizados y coordinados con una meta final, es decir: SON ACTIVOS dentro de la empresa. Además, gozan del privilegio de no tener que realizar las mismas actividades que realiza el grupo que se encuentra en la base (en el caso de FAP, no necesitan ver la publicidad que venden) Son personas que NO tienen problemas económicos, y realizan esa actividad para el lucro propio y no para el de los demás (aunque el lucro del resto pueda ser un efecto colateral de su actividad). Estas personas tienen el conocimiento para crear una empresa, normalmente son personas estudiadas y leídas en el campo de la economía y que conocen tanto las formas legales, ilegales y alegales de “mover” capital. No tienen porqué ser muy inteligentes, simplemente tienen que saber “de qué va el juego”. Suelen ser personas que trabajaron en el pasado para otra empresa que se mueve a un nivel legal, descubriendo durante ese tiempo las triquiñuelas que pueden hacer fiable (para ellos) la construcción de un sistema corrupto. Cuando creen saber lo necesario desarrollan, no uno, sino varios negocios con distinta visión y misión, pero con mismo procedimiento y objetivo.

¿Y qué es visión, misión y objetivos? Son las características definitorias que tiene toda empresa, pueden ser implícitas (en caso de negocios pequeños) y son explícitas para compañías grandes. La visión se refiere a cómo quiere ser la empresa a largo plazo, la misión define la empresa actualmente y los objetivos son diversas premisas que se pretenden conseguir y cuya obtención será un índice o una señal de que la empresa funciona como debería. El hecho de no explicitar estas características o explicitarlas erróneamente hace suponer que el negocio no tiene grandes aspiraciones (no significa que no vaya a durar). Así, una tienda de ultramarinos, puede no explicitarlos pero durar toda la vida y un hotel, por ejemplo, puede tenerlos muy claros pero que el negocio no vaya bien, sufra un declive y finalmente cierre.

Algo que llama la atención de la visión de FAP es que es, claramente, en realidad un objetivo ya que es llegar al millón de usuarios. Opino que no pueden definir su visión de futuro puesto que saben perfectamente que el sistema que han usado se derrumba al poco tiempo.

INVERSORES POTENCIALES

He hablado de la cúpula y me gustaría referirme a la base de la pirámide, al círculo concéntrico más alejado del centro o como queráis llamar. En contraposición al grupo minoritario de la cúpula es un grupo mayoritario (miles de personas) heterogéneo (son diferentes entre sí) que conocen a una mínima proporción de los integrantes de su propio grupo (a los amigos o familiares que tengan referidos) y, lo más importante, NO están coordinados ni organizados para la consecución de la meta sino que depositan la responsabilidad de éstas en una persona del grupo que forma parte de la cúpula (o en la totalidad de cúpula) o de otra forma: SON PASIVOS dentro de la empresa. Debido a la heterogeneidad de este grupo nos podemos encontrar a cualquier tipo de persona pero se dan dos perfiles principales que son fácilmente reconocibles cuando la pirámide se derrumba: los estafadores secundarios (conscientes o inconscientes) y los estafados. Comparten una única característica y es que SI tienen problemas económicos o perciben tenerlos.

Los estafados son aquellos que no pudieron obtener beneficio del sistema y son los peor parados ya que no pueden recaudar lo que se les prometió y, sin embargo, cumplieron con el sistema (ingresaron su efectivo, realizaron la actividad (en caso de FAP, ver anuncios).
Los estafadores secundarios son aquellos que sí obtuvieron beneficio del sistema y salen mejor parados ya que pudieron recaudar en su momento lo prometido aunque también tuvieron que cumplir con el sistema (ver los anuncios). Pueden ser conscientes o inconscientes del engaño. Y son los más peligrosos para el mantenimiento de este tipo de sistemas.

En psicología se estudia el condicionamiento. Y de las teorías del condicionamiento podemos extraer ciertas conclusiones, como que cuando eres recompensado por una acción que has llevado a cabo, más probabilidad tendrás en el futuro de realizar la misma conducta. Esto es lo que pasa con los estafadores secundarios: son recompensados por todas sus conductas. Y digo por todas ellas porque me refiero a TODA LA CADENA CONDUCTUAL (acudir a una charla sobre un nuevo negocio, entusiasmarse con una idea, invertir, hacer propaganda del negocio, adquirir referidos…). Estas personas son las que mantienen este tipo de negocio, no los estafados ni la cúpula.

En psicología de los grupos y las organizaciones se estudian varios fenómenos como el pie en la puerta o el portazo en las narices… todos ellos nos informan de cómo conseguir que otra persona realice, cada vez más frecuentemente, la conducta que deseamos. También nos informa de cual es el estilo de reforzamiento más adecuado según la edad. ¿Nunca habéis notado por qué a los niños se les mete un premio con el Happy Meal de McDonald? Para aumentar la conducta de esos niños para comer hamburguesas y generar un consumidor para el futuro. Sin embargo, a los adultos qué se les propone? Programas de puntos o intervalo! Es decir, que para conseguir lo que quieres, tendrás que esperar un tiempo o esperar a tener una cantidad X para poder obtener el premio. ¿No os suena a nada?

En el caso de estos negocios, este tipo de programas viene que ni pintado, puesto que ese intervalo es resultante de la espera a nuevos “inversores” que puedan pagar a los antiguos.

INTRODUCCIÓN DEL ENGAÑO

En la exposición inicial de este tipo de modelos de negocio siempre hay un esquema que se repite y que tiene lo que se conoce como un “modelo sandwich de exposición”, o lo que es lo mismo, primero se expone el beneficio que se va a conseguir participando, luego se da información técnica y referente a la empresa, y luego se vuelve a recalcar el beneficio. Para esto tenemos que entender otra cosa: el efecto recencia y el efecto de primacía que aluden al hecho de que se recuerda mejor la información que nos presentan en primer y en último lugar (por ejemplo, cuando te presentan a varias personas de un grupo y puedes recordar el primer nombre y el último pero recuerdas peor los que te han presentado entre estos dos). ¿Cuál es la consecuencia de este tipo de exposición? Que las personas sólo presten atención a los argumentos iniciales y finales de una exposición. En el caso de este tipo de negocios es siempre el mismo: el beneficio, el dinero y su rápida obtención. Y si no, contabilizar las veces que te dicen que obtendrás beneficio en treinta minutos y las veces que te dicen que no podrás retirar el 100% de tu inversión.

Las exposiciones no suelen durar mucho más de 10 minutos, sea cual sea la empresa y el procedimiento. ¿Nadie se ha planteado por qué? La atención de los seres humanos suele empezar a disolverse cuando pasan los 10 minutos de exposición, a partir de entonces la información se recuerda mucho peor, además de que la fuente (en este caso, el orador) comienza a aburrir y a perder credibilidad. Es por eso que estas exposiciones no suelen durar mucho y terminan hablando del beneficio.

Al final de las charlas además suele haber un mensaje motivacional breve y muy generalizador (que sirve para cualquier tipo de situación) del tipo: “tu eres el dueño de tu vida, tu destino es tuyo, puedes empezar a vivir tu sueño…” y que deja una marca distintiva a la charla que te acaban de dar. Estas frases no se dicen al azar, ni tienen el objetivo de expresar lo que dicen sino que tienen un mensaje oculto derivado y dependiente de las características de la charla. Así, si este tipo de mensajes aparecen al final de una charla sobre “ventajas e inconvenientes de optar por estudios universitarios” el mensaje oculto o implícito te dice en realidad “eres capaz de lograr tu sueño por tí mismo hagas lo que hagas”. Cuando se dan en una charla en la que te acaban de exponer una oportunidad de negocio (y además se mezcla con una exposición breve y de tipo sandwich) el mensaje implícito que se lee es “solo hay una forma de no conseguir tu sueño y es no embarcándote en esta oportunidad”. Quizás alguien no lo vea… pero es muy distinto de decir “solo hay una forma de conseguir tu sueño y es embarcándote en esta oportunidad” (esta última es mucho menos creíble que la anterior”.

CONSECUENCIAS

A quién afecta más este tipo de charlas? Desgraciadamente a las personas con un nivel socioeconómico bajo que invierten prácticamente todo lo que tienen y que, una vez perdido, no saben cómo quejarse, ni a quién… y lamentablemente son poco escuchados. Porque ocurre una cosa: evidentemente, hay quien se cree este tipo de engaños y quien no. Y da igual a qué grupo pertenezcas que defenderás con uñas y dientes tu postura. Fijaos bien quién pertenece a qué grupo:

Quiénes defienden el sistema? Las personas que integran la cúpula, los estafadores secundarios y los futuros estafados que acaban de entrar en el sistema (que se perciben a sí mismos como potenciales estafadores secundarios).

Quiénes atacan el sistema? Sobre todo antiguos estafados, cúpula y estafadores secundarios ARREPENTIDOS y personas que tienen claro el engaño desde el principio.

Cómo se defiende el sistema? Con argumentos centrados en el sistema (“es un sistema seguro”, “no es multinivel”, “acaba de empezar”, “es algo nuevo”, “son personas de fiar”) y en el objetivo individual (“yo ya estoy ganando dinero”, “mi vida ha cambiado desde entonces”) y ridiculizando los comentarios de los atacantes.

Cómo se ataca el sistema? Con argumentos centrados, también en el sistema, pero de signo contrario (“no es seguro”, “está a punto de desplomarse”, “”es algo que se hace desde hace tiempo”, “no es nada nuevo”, “esas personas no son de fiar”) y sobre todo, en las consecuencias generales, y no en el objetivo, de carácter emocional (“el efecto sobre la economía”, “personas y familias arruinadas”, “enriquecimiento de una élite”). Además, no se suelen ridiculizar los argumentos de los defensores, sino que se suelen rebatir con otros argumentos creando conversaciones largas de exposición y rebatimiento de argumentos. ¿Es mi impresión, o es lo que está pasando en esta pagina?

RESOLUCIÓN

Este tipo de sistema tiene varias resoluciones tanto positivas como negativas:

Negativas: escinden sociedades (crean divisiones económicas y etiquetas sociales: rico vs pobre) crean rivalidades: estás dentro vs no estás dentro. Arruinan a sectores poblacionales específicos. Crean desigualdad. Refuerzan conductas pasivas basandose en la ignorancia y en la situación inestable de ciertos sectores poblacionales. Crean y mantienen la ilusión de un sueldo estable para toda la vida. Y otras tantas cuya característica principal es la DÍFICILMENTE IRREVERSIBILIDAD de las consecuencias (difícilmente se vuelven a unir los grupos escindidos, se devuelve el dinero o se desvanece la idea de sueldo estable).

Positivas: o debería decir positiva… pues es un única resolución positiva. Enriquecimiento de ciertos sectores poblacionales realmente necesitados. Qué característica principal tiene esta resolución? Pues que desgraciadamente, es FÁCILMENTE REVERSIBLE (pues estos grupos terminan gastando y agotando el dinero ganado) volviendo irremediablemente a la situación de la que habían salido.

¿QUIÉN GANA? ¿QUIÉN PIERDE?

Al comenzar el post, recordad que he hablado sobre mi campo, la psicología. Y es de las complicaciones psicológicas de las que quiero hablar.
¿Quién gana con éste método? La cúpula, claramente, pues no padecen prácticamente ninguna resolución negativa consecuencia del sistema y, si es así, suelen padecerla de la forma más positiva posible (por ejemplo, en el caso de la escisión social, se encuentran en el grupo de “ricos” o en el grupo “estás dentro”. En cuanto a las resoluciones positivas las padecen con creces, haciendo más tenue su característica de reversibilidad (pueden utilizar el capital para adquirir una empresa, por ejemplo, que le reporte otra clase de beneficios…). ¿Qué efectos psicológicos produce? Subida de autoestima, sensación de euforia y control de los acontecimientos. Aumenta la calidad del sueño y duración de sueño profundo y de fase REM (descansan mejor). Atribución personal del éxito. Reafirmación de superioridad respecto del “resto”… En definitiva: una mejoría clara de la calidad de vida que no se debe únicamente a las mejoras económicas.

¿Quién pierde? El resto de personas que no forman parte de la cúpula. Y con esto me refiero a los estafadores secundarios, los estafados realmente, las personas que se dan cuenta del engaño… pero también todas aquellas personas que no oyeron nunca, no han oído u oirán nada respecto del sistema. ¿Cómo? ¡Sí! Absolutamente todo el mundo pierde.

Los estafadores secundarios terminan gastándose el beneficio en artículos o en bienes, sí. Tienen la sensación de “haber ganado”, sí. Pero cuando pasa el tiempo, lo vivido se olvida, los bienes se deterioran y aparece, práctica e inevitablemente, el sentimiento de culpa, algo muy serio que afecta a todos los aspectos de la vida de una persona. Sobre todo si es del tipo consciente del engaño.

Los estafados realmente generan pensamientos del tipo “soy inútil”, “no me sale nada bien”, “ni si quiera con negocios tan claramente beneficiosos como éste consigo levantar cabeza…” Desde el inicio se da una disminución de la autoestima, disforia, sensación de sumisión, empobrecimiento de la calidad de sueño y disminución de la duración de sueño profundo y REM (que no sólo se debe a la pérdida del capital y que provoca un peor descanso), MUY IMPORTANTE: realizan una ATRIBUCIÓN PERSONAL DEL FRACASO (“la culpa es mía”, “yo he sido el causante de toda mi miseria…”). Son los que padecen las consecuencias más graves del engaño y que pueden llevar al suicidio en casos extremos (pérdida total del capital propio y de otros, por ejemplo).

Las personas que se dan cuenta del engaño desde el principio son las que mejor lo sobrellevan ya que no padecen resoluciones positivas ni negativas pero sí observan como las padecen personas de su entorno que sí cayeron en la trampa.

Finalmente, las personas completamente ignorantes de lo sucedido padecen las consecuencias indirectas del engaño. Por ejemplo, un vendedor de una tienda de ultramarinos vende un poco menos al día debido a que los estafados no tienen dinero para ir a comprar. Son las menos conscientes de lo que pasa y las que menos sufren las consecuencias psicológicas, si bien padecen las económicas aunque muy atenuadas.

En resumen, por un lado, SÓLO GANAN AQUELLOS QUE CREAN EL SISTEMA (la cúpula) y ganan en todos los sentidos, incluso en el sentido negativo. Por otro lado, es el resto de personas quien sufre (y mucho) las consecuencias. Ambos grupos atribuyen el resultado a características personales, lo que contribuye a un futuro prometedor para la cúpula, y un futuro disfuncional para el resto, y no hablo de dinero, sino de salud mental.

CONCLUSIÓN

Cada uno debe tomar conciencia de este problema y entrenarse a uno mismo y a otros en identificar este tipo de empresas con el objetivo de no participar en ellas e informar rápidamente a las autoridades competentes. Con suerte, podremos acabar con ellas desde una perspectiva social, entre todos.
El dinero no se consigue mediante inversiones reales, sino mediante la asunción de un mecanismo bien organizado que hace que el capital fluya de forma ascendente.
Por tanto, a no ser que seas de la cúpula de la pirámide no tiene sentido participar en el sistema ya que, a largo plazo, terminas padeciendo las resoluciones negativas irreversibles y desaparecen las resoluciones positivas.

No pretendía dar la brasa con mis palabras… solo arrojar un poco de luz, no al problema o estafa económica en sí… más bien creo que hay que alumbrar hacia las consecuencias de esta problemática y también a las condiciones necesarias y suficientes para que se produzca esta situación y se mantengan con el tiempo.


 

Espero que este análisis realizado por un psicólogo sobre las estafas piramidales te haya servido para comprender cómo operan este tipo de ‘negocios’ y puedas evitar sufrir las consecuencias.

En estas estafas piramidales sólo ganan los de la cúpula (el dueño y los principales líderes), mientras que el resto de participantes sólo sufren consecuencias negativas.

Como dice el autor, juntos podemos desterrar a estas estafas piramidales si estamos prevenidos y podemos alertar a más personas; debemos realizar denuncias a las autoridades si estas pirámides aparecen en nuestra localidad, con el tiempo dejarán de aparecer y sólo habrán oportunidades de negocios justas y legales.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Previous Post

Herbalife paga los Platos Rotos por hacer ‘Multinivel’

Next Post

Ventas Magnéticas con PNL

Comments

    • Juan C
    • January 9, 2017
    Reply

    Excelente artículo, completamente cierto lo que dices, algo extenso pero como sufro el msimo mal de pereza a la lectura recomiendo el http://ttsreader.com/es/

    Seguire leyendo los artículos de esta página.

    Una duda, si existiese el punto de vista donde la gente es consciente que el dinero que invierte es de alto riesgo de ganancia o perdida, y pensando que la gente tiene claro que tiene posibilidad de perder el dinero, puedo ser considerado un estafador u oportunista si sé en qué momento se puede obtener ganancia y en que momento debo retirarme antes de comenzar a perder el dinero?

    Odio los multiniveles por esa misma capacidad de engañar ofreciendo imagen a la gente de que seran ricos, pero hay otros sistemas que se que conoces que son revshares y aunque son piramides disfrazadas quien ha perdido y aprendido cuando invertir y cuando retirarse tambien es un estafador?

    1. Reply

      Hola Juan, quienes son conscientes de la estafa son definitivamente estafadores, estos son principalmente los dueños y los principales “líderes” que promocionan el negocio. Los oportunistas que ingresan en las primeras posiciones pueden ser conscientes o no de la estafa pero como reciben pagos inicialmente empiezan a promover el negocio y éstos generalmente son acusados de estafa por las personas que al final pierden dinero.

      Las RevShares también son pirámides financieras, también aplica lo anterior.

    • Héctor
    • April 3, 2017
    Reply

    Buen día, se que esta pregunta sonara redundante respecto al articulo en mencion, pero me gustaría saber si existe alguna denuncia de estafa contra Mytrader coin??

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *